IMPERIO ARGENTINA
 

MAGDALENA NILE DEL RIO.  Cancionista y actriz paya, conocida mundialmente por IMPERIO ARGENTINA. Nació en Buenos Aires el 26 de diciembre de 1906, en el barrio de San Telmo, Hija de padres españoles y de ascendencia inglesa, era hija del guitarrista de origen gibraltareño Antonio Nile y de la actriz malagueña Rosario del Río. Contaba sólo seis años cuando subió por primera vez a un tablado, y no lo abandonó hasta pasados los ochenta. No obstante, cuentan que su debut artístico lo hizo con cuatro años en el bonaerense Café Armonía y que aquel día, como premio a su actuación, recibió leche merengada. Su primer nombre artístico de Petit Imperio, apadrinada por la bailarina y cupletista española Pastora Imperio. Estudia danza en España donde adoptará el nombre artístico de Imperio Argentina y debutará en el teatro Romea de Madrid en 1924. Recorre diversos teatros de variedades de la Península y graba sus primeros discos. Murió en Benalmádema, (Málaga) el 22 de agosto de 2003.


Imperio Argentina

 


Imperio Argentina


Florián Rey, director cinematográfico, la escoge para interpretar "La hermana San Sulpicio" (1927), película muda basada en la novela de Armando P. Valdés. En 1928 marcha a Alemania para filmar "Corazones sin rumbo", de la cual sólo se conservan algunos minutos. También interpretó "Los claveles de Virginia", filmada en España. Su repertorio artístico incluye tangos arrabaleros, valses criollos, habaneras, canciones y melodías cubanas. La llegada del cine sonoro y el éxito de las primeras películas musicales la lleva a instalarse en París, donde es contratada como primera estrella y filma en los estudios de Joinville: "El profesor de mi mujer" (1930), "Cinépolis" (1931) y otros filmes. Obtiene un especial éxito en el film "Su noche de bodas", dirigida por Louis Mercanton y Florián Rey, donde canta el vals "Recordar", a dúo con Manuel Russell, que llegó a ser el éxito discográfico del momento. Después siguió "Lo mejor es reír", versión española de "Rive gauche", que dirigió Alexander Korda. Junto a Imperio Argentina aparecen Manuel Russell y Rosita Díaz, entre otros. Luego: "¿Cuándo te suicidas?" y los cortometrajes: "El cliente seductor" (1932), junto a Maurice Chevallier.


Imperio Argentina en Morena Clara 1935

 


Argentina, Acceso a Santa Fe


La Paramount decide contratar a Imperio Argentina para filmar con con Carlos Gardel las películas "La casa es seria" (1930) y "Melodía de arrabal" (1932), film con el que llegó al estrellato en las pantallas americanas. Imperio graba canciones con el guitarrista y vocalista Rafael Medina para el sello Parlophone y también melodías cubanas diversas y la versión de un éxito del cine americano, "Carioca", baile de moda que popularizaron en 1933 Fred Astaire y Ginger Rogers, en el film "Volando a Río". Preferentemente, graba tangos que Tania y Libertad Lamarque cantaban con América, rivalizando en España sólo con Carmencita Aubert, la popular tanguista y actriz catalana, que en 1935 adoptaría el nombre de Carmelita Aubert. Los temas "Danza maligna", "Hacelo por la vieja" lo cantan al mismo tiempo una y otra, Carmencita para Odeon e Imperio para el sello Parlophone y es asunto de coleccionistas y melómanos opinar cual de las dos cantaba mejor.


Imperio Argentina con Carlos Gardel

 


Imperio Argentina con Miguel Ligero


En 1934, Imperio filma "El novio de mamá", dirigida por Florián Rey con Enrique Guitart y Miguel Ligero, y en julio de ese año contrae matrimonio con Florián, que había obtenido la separación de su mujer Pilar Torres, al aplicarse la ley del divorcio aprobada por las Cortes de la República. Luego filma "La hermana San Sulpicio", versión sonora, y un cortometraje titulado "Romanza rusa", musicalizado por Manolo Salinger, músico y crítico de jazz, posteriormente director artístico de "Voz de su amo" en los años cuarenta. En este film, Imperio interpretaba la famosa melodía rusa "Ojos negros", popularizada por el mítico Al Jolson. En 1935, Imperio y Florián llevan a la pantalla "Nobleza baturra", comedia musical costumbrista que les dará una gran popularidad y llenará las salas de cine de todo el país. Luego filman "Morena clara", comedia andaluza de Quintero y Guillén, también con gran éxito. La guerra le sorprendió en París, donde preparaban la película "La casta Susana", al suspenderse la producción decidieron marchar a Miami, luego a Cuba, Puerto Rico y México, donde eran muy populares. De regreso a Europa filmó un par de películas en Alemania en 1938. Imperio Argentina trabajaría posteriormente en otros films, en teatro, radio y televisión.
Extraído del CD BMCD 7601, sello Blue Moon, serie "Cancionero de Oro", editado en España.

 


Imperio Argentina

Actriz y cantante argentina, estrella de los escenarios y de la canción entre los años treinta y sesenta del siglo XX y protagonista de un gran número de películas que la catapultaron hacia la fama. Malena, como la llamaban en su infancia, debe su nombre artístico, Imperio Argentina, al escritor Jacinto Benavente, que quedó impresionado por el desparpajo artístico de una niña que, con el paso de los años, se convertiría en una talentosa actriz, reconocida más allá de su Argentina natal y con cuyo nombre han sido bautizadas varias calles españolas. El que fuera años más tarde premio Nobel de Literatura justificó la elección de este nombre diciendo: «Canta tan bien como Pastora Imperio y baila tan bien como Antonia Mercé, la Argentinita». Su debut sobre los escenarios tuvo lugar en 1924, en el teatro Romea de Madrid, de la mano de la Argentinita. En 1927, el director cinematográfico Florián Rey la escogió para interpretar La hermana San Sulpicio, película muda basada en la novela homónima de Armando Palacio Valdés. En 1928 viajó a Alemania para rodar Corazones sin rumbo, de la que sólo se conservan unos minutos. Poco después, el cine sonoro llamaría a su puerta. En 1930 interpretó El profesor de mi mujer, y un año después, Cinépolis. Obtuvo un especial éxito con la película Su noche de bodas, dirigida por Louis Mercanton y Florián Rey, en la que cantaba el vals Recordar, a dúo con Manuel Russell, que llegó a ser el éxito discográfico del momento. Después rodó Lo mejor es reír, versión española de Rive gauche, a las órdenes de Alexander Korda. Mas tarde interpretó ¿Cuándo te suicidas? y el cortometraje El cliente seductor (1931), junto con Maurice Chevalier. Como guinda a un gran año, la todopoderosa Paramount la fichó para actuar en dos películas junto a su compatriota Carlos Gardel. De esa unión nacieron La casa es seria y Melodía de arrabal (1932), filme que la consagró en las pantallas norteamericanas. Posteriormente, Florián Rey la dirigiría en dos de sus mayores éxitos, Morena Clara y Nobleza baturra, ambas de 1935.


Imperio Argentina en el cine

 


Imperio Argentina


Años de luces y sombras

Sin embargo, la biografía de Magdalena Nile del Río está plagada de luces y sombras. El éxito de sus películas se vio ensombrecido a fines de la década de los treinta y principios de los años cuarenta por su flirteo con la corriente falangista de la época. Primo de Rivera y el mismísimo general Francisco Franco se declararon fervientes admiradores de la diva. Pero el escándalo la salpicó de lleno cuando el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, la invitó a Alemania y le presentó a Adolf Hitler, quien, maravillado por el porte y la belleza de la artista, la persuadió para que interpretara un filme sobre Lola Montes, la aventurera irlandesa que fascinaba al dictador. Imperio reconoció años más tarde la grata impresión que le causó el Führer, aunque rememoró también con horror y tristeza la llamada Noche de los Cristales Rotos (1938) que se desarrolló en Berlín contra sinagogas y hogares judíos. Imperio se encontraba en la capital, y fue ese día cuando la venda se le cayó de los ojos y descubrió los horrores del nazismo al visitar a su sombrerera, de origen judío, y encontrarla muerta junto a su marido. Esta vinculación con el régimen nazi le creó problemas y enemistades, aunque también grandes amigas, como la actriz alemana Marlene Dietrich. Rodó un buen puñado de películas por aquellas tierras, entre ellas una versión de la Carmen de Prosper Mérimée, y fue la niña mimada de la productora alemana UFA. Tras su aventura en la Alemania nazi, Malena sufrió el rechazo internacional, que se hizo patente con abucheos y piquetes frente a los teatros donde actuaba en Nueva York, México, D. F., y en la propia Argentina. Durante los años cuarenta trabajó a las órdenes del director Benito Perojo en las películas Goyescas, Bambú, Los majos de Cádiz y Lo que fue de la Dolores, pero no fue hasta la década de los cincuenta cuando recuperó el prestigio mancillado.  De aquellos años salieron de su voz éxitos como Los piconeros o La cieguita y una vez más, como si del destino se tratara, otro gran personaje de la historia del siglo XX se rindió a sus pies: Fidel Castro. El Comandante quedó fascinado por la artista, quien cosechó un gran triunfo en la Cuba prerrevolucionaria. Muchos dicen que su belleza y su gran talento constituyeron el cóctel perfecto para un éxito que estaba escrito desde el mismo día en que vino al mundo. Contrajo matrimonio con el director de cine Florián Rey y, tras su separación, con el conde de las Cabezuelas, a quien abandonó poco después recibiendo por ello una reprimenda de la Iglesia. Su gran dolor fue sin duda la pérdida de sus dos únicos hijos, una pena que la marcó de por vida. En alguna ocasión se dijo que su gran amor había sido el actor Rafael Rivelles. Con Carlos Gardel tuvo sus más y sus menos, ya que ambos presumían de tener un carácter indomable, y como fruto de esa relación profesional, que no pasional, nació un gran dúo que protagonizaría Melodía de arrabal; de hecho, Imperio fue la única mujer que cantó con el gran autor de tangos. Su azarosa vida la llevó a publicar en 2001 el libro de memorias Malena Clara, e inspiró el personaje femenino de la película La niña de tus ojos (1998), de Fernando Trueba, interpretado por Penélope Cruz, aunque Imperio se molestó con el filme al considerar que narraba determinados episodios de su vida.
 


Mapa de Buenos Aires, Argentina

 


Títulos inolvidables
La filmografía de Malena sumó un total de veintidós películas y un puñado de folletines que rodó en los últimos años de su vida ante las cámaras. De esa última época nacieron títulos como Ama Rosa (1960), Tata mía (1986) y también El polizón del Ulises (1987). Las grandes dotes artísticas de Imperio Argentina la llevaron también a grabar canciones con el guitarrista y vocalista Rafael Medina para el sello Parlophone, así como melodías cubanas y la versión de un éxito del cine estadounidense, «Carioca», baile que alcanzaría su mayor apogeo con la coreografía que popularizaron Fred Astaire y Ginger Rogers en Volando a Río (1933). Imperio también grabó tangos que Tania y Libertad Lamarque cantaban en América, rivalizando en España sólo con Carmencita Aubert, la popular tanguista y actriz catalana. Los temas Danza maligna y Hacelo por la vieja los cantan al mismo tiempo una y otra, Carmencita para Odeon e Imperio para el sello Parlophone, y es asunto de coleccionistas y melómanos opinar cuál de las dos cantaba mejor.

Seis años sin Imperio Argentina
La actriz y cantante, nacida en Buenos Aires y fallecida en 2003, se subió por primera vez a un escenario a los 6 años · Fue la segunda artista en actuar en el Carnegie Hall de Nueva York
Hace hoy seis años que la cantante Magdalena Nile del Río, conocida como Imperio Argentina, falleció y dejó huérfanos a los enamorados de la copla. Esta mujer todoterreno, cantaora, bailarina y actriz, y segunda artista en actuar en el Carnegie Hall de Nueva York, murió el 22 de agosto de 2003, en Torremolinos, una tierra que adoraba y a la que estaba muy unida, por lo que la eligió para afincarse. Así, esta actriz malagueña de adopción tiene en sus memorias toda su rocambolesca historia, que, además, inspiró a Fernando Trueba para la película La niña de tus ojos, en 2001, con la que la actriz no estaba muy de acuerdo.  Como todos los grandes artistas que apuntan maneras desde muy pequeños, Malena, como la llamaban sus seres queridos en su infancia, se subió por primera vez a un escenario con 6 años, y no los dejó hasta pasados los 80. Sin embargo, se cuenta que Imperio Argentina con solo 4 años ya debutó en el Café Armonia de Buenos Aires, y como premio recibió una leche merengada. Hija de Antonio Nile, guitarrista de origen gibraltareño, y de la actriz malagueña Rosario del Río, nació en el barrio porteño de San Telmo. Fue el escritor Jacinto Benavente, premio Nobel de Literatura años más tarde, quien la bautizó como Imperio Argentina. Según se cuenta, este quedó impresionado con el desparpajo de la niña Malena, ya que, según él, cantaba tan bien como Pastora Imperio y bailaba tan bien como Antonia Mercé, la Argentinita, de ahí, el nombre de la artista. Pero su gran debut llegó en el año 1924, en el Teatro Romea de Madrid, acompañada por la Argentinita. Desde ese momento, su carrera subió como la espuma, y a pesar de los altibajos en su trayectoria, Malena siempre fue una mujer muy querida, y trascendió su fama a todos los puntos del mundo como una de las embajadoras de la copla. En 1927 rodó su primera película de la mano del director Florián Rey, La hermana San Sulpicio, un filme mudo basado en un novela homónima del escritor Armando Palacio Valdés. Un año después, viajó a Alemania para rodar Corazones sin rumbo, de la que solo se conservan pocos minutos. Poco después, el cine sonoro, en 1930, también contó con su participación e interpretó El profesor de mi mujer, y un año después, Cinépolis. Con la película Su noche de bodas, obtuvo un especial éxito, dirigida por Louis Mercanton y Florián Rey, en la que cantaba el vals Recordar, a dúo con Manuel Russell, que llegó a ser el éxito discográfico del momento.  Esta gran artista tuvo su gran año, en 1932, cuando Paramount la fichó para actuar en dos películas junto a su compatriota Carlos Gardel. La unión de estos grandes actores trajo a los cine La casa es seria y Melodía de arrabal. Así, Imperio Argentina se consagró en Norteamérica como una de las actrices extrajeras más importantes.  Su vida también tuvo una época sombría por su flirteo con la corriente falangista de Primo de Rivera y el dictador Francisco Franco. Ambos se declararon fervientes admiradores de Imperio Argentina, y esto ensombreció su carrera desde finales de los años treinta hasta principios de los cuarenta. Además, también se relacionó con el régimen nazi en Alemania. El ministro de la propaganda nazi, Joseph Goebbels, invitó a la artista al país y le presentó a Adolf Hitler, quien se quedó maravillado por la diva.
Rocío Cañada / Málaga | Actualizado 22.08.2009. (1) La actriz recibió una invitación de Hitler para que acudiera a un concierto. (2) Imagen del dormitorio de su vivienda.

VIDEO

 

AUDIO

 

Datos extraídos y aportados de la biografía de Imperio Argentina

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003