MANUEL CRESPO

 

MANUEL CRESPO REYES, cantaor payo, más conocido con su propio nombre artístico de MANUEL CRESPO, nació en Mairena del Alcor (Sevilla) el día 9 de enero del año de 1921, y murió en su pueblo natal de Mairena del Alcor en Agosto del año 2003.  Su infancia transcurre como la de cualquier otro niño en un pueblo que vive eminentemente de la agricultura, esto es, pocos años de escuela y muchos de trabajo en el campo, que le viene por tradición familiar y donde aún estando jubilado continuó durante unos años. Cantaba ya cuando ingresó en la escuela graduada. Don Luis, su maestro y aficionado al flamenco, le hacía cantar casi todos los días al terminar la clase. Por aquellos tiempos sólo cantaba por fandangos al estilo de El Gloria y del Niño de la Huerta que eran los que más sonaban. Aún no conocía los cantes grandes: seguiriyas, soleares, etc.

 

Su pueblo de Mairena del Alcor,

Como toda su Sevilla entera,

Siempre de Manuel se acordaran,

Porque ha sido uno de los maestros

Que ha sabido con arte bien cantar,

Todos los cantes de su tierra

Como la seguiriyas y la solea,

Sus cantes por Martinetes

Junto con la Debla y la Tona,

 Quiero que nunca se pueda  olvidar
Este gran maestro Manuel Crespo
para tenerlo siempre con nosotros
en lo más alto como un buen altar

 

Aprende de Romero el Viejo, de su suegro Manuel Coquilla, de Agustín Coquilla y sobre todo de Antonio Mairena. También recibe influencias de fuera de El Gloria, Vallejo, Manuel Torre, Pastora y Tomás a través de grabaciones. De todos es conocida la dedicación de Manuel a esa su afición primordial: el flamenco; que llegó a ser una devoción y de la que se convirtió en abanderado a lo largo de su dilatada vida. A ella entregó su inteligencia natural y su tiempo, siendo una fuente viva de conocimientos tanto para profesionales como para aficionados, a los que no ha escatimado en ningún momento su tiempo, el que hiciese falta, y una lección magistral en la que se basasen su perfeccionamiento o su aprendizaje.

 


El castillo de Luna de Mairena del Alcor, (Sevilla)


El castillo de Luna de Mairena del Alcor, (Sevilla)

 


En 1967 se crea en Mairena lo que se podría llamar la Escuela de Enseñanza del Flamenco, con el patrocinio, sólo moral, del Ayuntamiento, y la buena voluntad y dedicación de Manuel Crespo, como profesor numerario y único, con la colaboración esporádica de Curro Mairena (Francisco Cruz García), de Rogelio Marín como organizador y mantenedor de la misma y de Francisco Javier Sicardo como guitarrista. Esta escuela sirve para que los jóvenes y los no tan jóvenes valores de nuestro pueblo se fuesen iniciando en el conocimiento del cante flamenco. Hoy podemos estar orgullosos de que aquella siembra no cayera en terreno yermo, y fructificase, y de que haya una pléya de de cantaores nacidos de esa escuela, con el sello inconfundible del "Mairenismo"


Festival de Mairena 1962


Recibiendo el premio de Juan Talega

 


Manuel siempre estuvo dispuesto a colaborar con todos y en todo aquello que se le pidiera: homenajes, actos de caridad y ayuda a necesitados, etc. Estuvo presente de forma activa en la creación de la "Casa de Arte Flamenco Antonio Mairena" (muy difícil en sus comienzos), en su continuación y conservación. Ha paseado el nombre de Mairena del Alcor por todos esos pueblos de Andalucía interviniendo en Concursos y Recitales. Fue un gran colaborador desde sus inicios del Concurso y Festival de Cante Hondo de nuestra villa, ganando el Primer Premio del mismo, y posteriormente como jurado del certamen. Fue un cantaor largísimo, pues conocía prácticamente todos los cantes, destacando primordialmente por seguiriyas y soleá (las de Alcalá las hacía como nadie).


Actuación en la Peña Flamenca de la Algaba en 1988


Recogiendo un galardón en la Casa del Arte Flamenco en 1984

 


La Saeta. Hay que resaltar su dilatada labor en pro de la Saeta, tanto en su estudio como en su interpretación. Desde muy temprana edad sintió Manuel el verdadero sentido del cante por Saeta, que no es otro que el de una oración salida de lo más profundo del corazón. Esta oración fue poco a poco germinando en él, se iba puliendo y perfeccionando, guardada como oro en cofre en lo más profundo de su ser, y ello hasta que consideró que ya estaba en sazón, cosa que ocurrió en la Semana Santa de 1938, donde por primera vez y en la vecina localidad de El Viso del Alcor, canta en vivo y en directo su primera Saeta desde la Puerta del bar España, en la calle Real, a Jesús el Nazareno. Fue todo un éxito esta su primera actuación en público. A partir de ese momento, ya tenemos a Manuel como una figura más de nuestra Semana Santa. Manuel crea un estilo propio, la saeta por seguiriya de Manuel Crespo, inspirándose primero en el cante del Niño de Gloria, continuando con el de Manuel Torre y terminando con el de Antonio Mairena, unido a su inquietud su temple y su buen hacer.


Manuel Crespo


Mapa de Sevilla

 


No podemos olvidar a Manuel Crespo como miembro de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad y el Santo Entierro, de nuestra villa, cofradía que le cautivó por la vinculación de dicha Hermandad al cante por Saetas, las llamadas hoy Saetas viejas de Mairena, que no son otras que las primitivas Saetas de Pasión. Manuel cultivó este estilo de Saeta en la Casa Hermandad de dicha Cofradía, de la mano de Antonio Gavira "Manresa", a quien sustituyó en el cante de las Saetas del Sermón del Descendimiento, de Pepe Rodríguez, de Romero el Viejo, de su suegro Manuel "Coquilla", de Manolito de la Concha, y de un largo etcétera de hermanos aficionados que las cultivaban. Muchas han sido las veces en que, ya a puerta cerrada dentro de la Casa Hermandad, se ha cambiado el tercio de saetas por el de Seguiriyas, tan relacionadas en sentimiento las unas con las otras. Dominador Manuel de todos los géneros y estilos de Saeta, en su haber no podía faltar la Saeta llamada "Revoleá", la que aprendió directamente de su más fiel y genuina intérprete, que no fué otra que Justa la "Gazpachita".

Currículo: Participa dos veces en el concurso de Cante de Mairena y en ambos obtuvo el premio del primer concurso. En 1966 gana el segundo premio del Concurso de Montilla. 1968 ganador del concurso del Viso. 1969 tercero en Cabra. 1975 primer premio y Venecia de Plata de la Mistela de Los Palacios. Como saetero participó también en la primera Exaltación de la Saeta de Mairena obteniendo el segundo premio.

A MI PRIMO Y  AMIGO QUE CON EL SEÑOR ESTÁ

MANUEL CRESPO REYES Se fue como vivió, sin molestar. Te llegó la hora querido primo Manuel y tu Virgen de la Soledad vino por ti, para que en adelante, allí, con Ella, le cantes por saetas. Descansa en paz.

Sr. Presidente de la Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena, queridos miembros de su Junta Directiva, queridos miembros de jurado donde tantas veces estuvo, y amigos todos en el Flamenco. La sencillez hace la elegancia, le decía al bueno de Manuel Crespo Reyes, en un caluroso homenaje que el dio la Tertulia Flamenca “José de la Tomasa” de Cantillana, y así quiero comenzar este tan merecido  homenaje póstumo que con buen acierto la Casa del Arte Flamenco “Antonio Mairena” organiza con la colaboración del Exmo. Ayuntamiento y que estamos celebrando. Gracias queridos amigos.

Hacer un aunque breve curriculum de Manuel, sería recordar datos, fechas y reconocimientos que posiblemente harían larga mi actuación. Por ello permitidme, que recuerde que estamos rememorando a un hombre sencillo, humilde, cabal, honrado, cordial, amable, sincero, trabajador y Flamenco. Queridos amigos, así era Manuel Crespo y así se comportó a lo largo y ancho de su vida. Recordemos  aquella primera y única escuela de flamenco en Mairena que tan dignamente dirigió y a la cual pertenecían los: Calixto Sánchez, Fernando Mairena, José Tirado, Antonio Mellado, Juarmi de Trozo, El Charri, etc. sin olvidar a su buen amigo y guitarrista Francisco Javier Sicardo. Seis años de escuela y estos cantaores como fruto.

De todos los reconocimientos y homenajes que durante su vida tuvo, el que más le gustaba era el de la “Insignia de Oro” de nuestra Casa, y eso que Manuel gozaba de un buen número de placas e insignias. Homenaje Peña “El Laurel” de Lora del Río al “Cante por derecho”. Homenaje del Exmo. Ayuntamiento de Alcolea del Río al “Cante por derecho.” “Insignia de Oro” y Placa de la Algaba. De la peña Torres Macarena de Sevilla, el “Ladrillo Flamenco”. De la Torres del Cante de Dos Hermanas, su “Insignia de Oro”. De Osuna su “Medallón de Oro”. La Peña los Tranquilotes de Carmona su “Insignia de Oro”. En Alcalá de Guadaira la Peña Niño del Mauro lo Homenajea. Sevilla le concede su Placa a través del Exmo. Ayuntamiento en Hitasa. “Alcaucil de Oro”  de la Peña José de la Tomasa de Cantillana.

Y comenzamos por Mairena y con Mairena terminamos. Mairena no lo olvida y lo declara “Decano del Cante”, le homenajea y le dedica la Exaltación del Cante por Saetas. Vivió, convivió y cantó, con nuestro Titular Antonio Cruz García, (20 años ya de su muerte), con sus hermanos Curro,  Juan, y Manuel. Fue socio fundador de nuestra Casa del Arte. Se distinguió por su generosidad a la hora de participar en cualquier evento, fuese donde fuese, y vinieran de donde viniesen. Cantó siempre por el amor al arte. Eran otros tiempos  me comentaba. La Mairena cantaora de su tiempo, le tuvo como buen aficionado y buen hombre y buen amigo, pues Manuel Crespo, fue un dominador de los cante básicos, ejemplar siguirillero y mejor solearero, amén del cante por saetas.

De su sabiduría cantaora dejó constancia en los cientos de concursos que solicitaron su colaboración, lo que muchos de los presentes podemos atestiguar. Pocas fueron las participaciones que como concursante tuvo, pero recordemos las dos primeras ediciones de nuestro Festival en que se llevó sus dos primeros premios por “siguirillas” y por “soleá”, por “tonás” y por “martinete”, por “tientos” y por “tangos”, de cantes básicos y por derecho que se cantan en Mairena. También y además recibiendo premios participó en Montilla, Cabra, Los Palacios, Morón de la Frontera, Sanlucar la Mayor, etc., etc.,

Colaboró en el Diccionario Flamenco de Blas Vega, así como en cuantos libros y artículos de flamenco le pedían. Y voy a terminar, no sin antes decirle a su querida esposa Dolores a la cual quiero y admiro, porque mi Primo Manuel, su esposo del alma fue su amor y su vida, a sus hijos Enrique y Filomena, que hombres como su padre, y pueblos como Mairena son por los que merecen la pena haber nacido, pues el orgullo que honradamente y por derecho propio debéis sentir, es el fruto de haber tenido como esposo y como padre a uno de los hombres más extraordinarios que han nacido en nuestro pueblo. Nosotros las gentes de la Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena, así lo queremos constatar por medio de este homenaje póstumo y a través de esta placa. Gracias querida familia y gracias querido público. Hoy y ahora de nuevo volvemos a hacer justicia con el hombre  para quien el flamenco lo fue todo.

Mairena del Alcor 5 de septiembre de 2003. Fdo. Antonio Reyes Peña   

VIDEO

 

AUDIO


Homenaje a Manuel Crespo
En un Cante por
 

MARTINETES

Duración 3:32
 

Datos y fotografias Extraído de la Exaltación de la Saeta de Mairena 1991. Francisco Javier Sicardo Mauri,  de  http://www.mayrena.com/antoniomairena/ManuelCrespo.htm    poema de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar