NIÑO DEL MUSEO

 

FRANCISCO ROJAS CORTÉS, cantaor payo, más conocido con el nombre artístico del NIÑO DEL MUSEO,  nació en Adamuz (Córdoba), el 25 de Junio del 1905, y murió en su pueblo de su localidad Cordobesa, el 24 de octubre del 1947. Fue un admirador y un buen discípulo de Cayetano Muriel (Niño de Cabra), y del Niño Gloria. Sobresalió en saetas, granaínas y fandangos. le dio un estilo propio a los fandangos de Lucena, y a los verdiales Malagueños, en los que se inspiro para crear un estilo muy personal. Fue un gran seguidor de Pepe Marchena y una de las figuras indiscutibles de la Ópera Flamenca, apareció en muchísimos cafés cantantes y salones de variedades de toda España.

 



Niño del Museo con tu arte
conquistaste la afición,
que con tus cantes fuiste
muy completo y admirado
por tu sabiduría de transmisión,
Llegaste a todos los rincones
con verdadera pasión.



 

Era de profesión arriero, empezó su vida artística en Sevilla, haciendo su servicio militar, fue invitado a cantar junto a Pericón de Cádiz, cerca a la taberna del Museo de Bellas Artes, de hay le viene el apodo del Niño del Museo, por darse a conocer sus primeros comienzos cerca del Museo. Desde entonces su vida artística toma un giro muy importante para todas las buenas compañías. Interesándose por su forma de cantar con mucho arte. Obtiene un premio en Málaga compitiendo con Vallejo y el Cojo de Málaga, lo que le vale un contrato en el Café de Chinitas. En 1931 conoce en Barcelona a la bailaora madrileña Gloria Moreno de nombre artístico Tomasa, con la que contrae matrimonio en el oratorio de San Pío V de Adamuz. Juntos pertenecieron a diversos grupos artísticos en gira por toda España. Destaca su debut con La copla andaluza y su permanencia de mes y medio, en la primavera de 1932, en el Teatro Pavón de Madrid.
 

 

 


 

El año 1933 lo pasa prácticamente en Buenos Aires con la compañía de Estrellita Castro y con resultado ruinoso, según su biógrafo Juan Antonio Mejías León. Sin embargo, América no debió defraudar a Paco y Tomasa, ya que volvieron en otras ocasiones; incluso ya viuda la segunda, reanudó allá su vida artística. El Niño del Museo registró en discos cuarenta cantes con las guitarras de Ramón Montoya, Luis Yance, Manolo de Badajoz y Pepe de Badajoz. Pasó la guerra española en zona republicana. Terminada aquélla, intentó rehacer su profesión artística, pero a no irle las cosas bien se retiró en el 1944 a su pueblo natal de Adamuz, para dedicarse como tabernero.
 

 

 

Grabaciones realizadas por el Niño del Museo en su primera  época del siglo XX

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje al Niño del Museo
En un Cante por

BULERIAS

Acompañado por Manolo de Badajoz
Duración 3:04

 



Homenaje al Niño del Museo

 en un Cante por

FANDANGOS VERDIALES

Acompañado por Manolo de Badajoz
Duración 3:10
 

 Autor: José María Ruiz Fuentes

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar