ROCÍO LUNA

 

ROCÍO CRESPILLO LUNA, cantaora paya, se le conoce en este mundo del flamenco con el nombre artístico de ROCÍO LUNA, nació en Cañada del Rabadán (Córdoba) en el año de 1.998 y con tan solo 7 años, ya se sube por primera vez a un escenario, y es que su afición al flamenco, recibida naturalmente de su familia (todos son aficionados y algunos cantan muy bien) junto con su voz, hacían presagiar la consagración de una gran cantaora.



Reina es Rocío Luna
en su trono de cantaora
emperaora en el cante
porque nació de su mare
llevándolo en la sangre,
para demostrar con arte
cosa que con ella nace,
para toda la buena afición
que le guste el buen cante,
para que perdure siempre
en la cultura más grande
 

 

Su interés y respeto al flamenco, le hacen querer aprender cada día más y con algunos guitarristas y aficionados de la zona que le ayudaron en su momento, indaga en los adentros del flamenco y empieza a hacer galas benéficas y actuaciones como artista invitada. Con la edad de 9 años, contacta con la Escuela de Cante Flamenco de Fernando Rodríguez, donde empieza a conocer los grandes y variados estilos del cante flamenco.


vista de Cañada del Rabadán (Córdoba)


vista de Cañada del Rabadán (Córdoba)

 


Rocío Luna es natural de Cañada del Rabadán, hija de José Luis Crespillo Reyes y Josefa Luna Osuna, por lo que el nombre artístico lo hereda del apellido de su madre, acaba de cumplir los 11 años y hace unos días ha comenzado sus estudios de 6º de Primaria en el C.P. Juan Ramón Jiménez de su localidad. Como cualquier niña de su edad, acude cada día a clase con sus compañeros y compañeras y juega y se divierte como una más, con la peculiaridad que en vez de estar casi todo el día viendo la TV. o jugando a la PLAY, ella, la mayoría de su tiempo libre y de ocio se lo pasa escuchando a sus dos artistas favoritos: Camarón de la Isla y Rocío Jurado “casi ná”. Es una alumna muy aplicada en sus estudios y siempre que sus ensayos de canto se lo permiten, asiste a las actividades y cursos extraescolares que organiza su colegio o el AMPA del mismo.


Rocío Luna en una actuación cantando por Seguiriyas


Rocío Luna en una actuación cantando por Seguiriyas

 


Rocío Luna, empieza a hacer sus primeros pinitos en el mundo del flamenco a la corta edad de 7 años, canta por primera vez en la peña “La Alondra” de su pueblo natal Cañada del Rabadán, acompañada por el guitarrista colonial Valentín “El Niño de la Alondra”, que la va a acompañar también en sus comienzos y en sus primeros años de aficionada. Sus siguientes actuaciones serán en diferentes sitios de La Colonia, principalmente en distintos actos flamencos y culturales celebrados en Ochavillo del Río, allí siempre ha estado ella dispuesta a echar una mano y a colaborar desinteresadamente. También, ha pasado por la Peña Flamenca “Joseíto Téllez” de Fuente Palmera y como no, por la Peña La Alondra de su pueblo, donde siempre que ha podido ha colaborado con ellos. Últimamente, también está colaborando con varias peñas de la capital cordobesa, de la provincia y fuera de ella, además de promocionar el flamenco en algunos colegios de las provincias de Murcia y Cádiz, siempre acompañada por su maestro Fernando Rodríguez.


Rocío Luna en una actuación cantando por Fandagos


Rocío Luna en una actuación cantando por Fandagos

 


Van pasando los años y Rocío Luna se va haciendo más madura, más artista diríamos, entonces sus padres José Luis y Pepi deciden con buen criterio, pero ¡ojo! sin descuidar sus estudios y su niñez, que se dedique a formarse, a aprender poquito a poco los entresijos del flamenco y que se vaya formando como cantaora flamenca. Para ello, cuentan actualmente en Cañada del Rabadán con una escuela donde se imparten clases de canto y guitarra, dirigidas por el maestro Fernando Rodríguez de La Puebla de Cazalla (Sevilla), el cual es el actual guitarrista de Rocío en sus actuaciones. Rocío Luna, a pesar de contar nada más que con 11 años, tiene ya una larga y dilatada trayectoria de actuaciones como aficionada, no sólo en La Colonia y la Provincia como comentábamos anteriormente, si no que ha participado como invitada en la Peña “David Serrano” de Écija, ha quedado finalista de los últimos premios VEO VEO 2009 de Canal Sur T.V. y actuado en el programa de Juan y Medio “Menuda Noche”. También, ha pasado por la Peña Flamenca “Camarón de la Isla” de San Fernando (Cádiz), cuna del gran Camarón, donde obtuvo una mención especial del Jurado, recibiendo un busto de Camarón y su correspondiente premio en metálico.

Pero como podrán comprobar seguidamente, sus éxitos no terminan aquí, el pasado 13 de Junio quedó finalista en la Peña “Frasquito el Rubio” de Alcalá del Valle (Cádiz), obteniendo el primer premio a la joven con mayor proyección artística, recibiendo una placa y un premio en metálico. Recientemente ha participado también, en el XXI Concurso Nacional de Arte Flamenco Ciudad de Ubrique (Cádiz), en la modalidad de jóvenes, pero dada su brillante actuación fue requerida para la final del día 20 de Junio de 2009, ahora en la modalidad de mayores, donde obtuvo el primer premio recibiendo un bonito trofeo y la oportunidad de participar como ganadora del Concurso de Arte Flamenco, en la XXVIII Noche Flamenca de La Piel de Ubrique, que se ha celebrado el pasado 12 de Septiembre y en la que ha actuado junto a importantísimas figuras del mundo del flamenco como: Manuel Agujetas, Capullo de Jerez, Rubito Hijo e Isabel Benítez y donde ha obtenido un rotundo éxito, con su talento, su garganta que controla a la perfección y su voz a prueba de los oídos más sensibles. Desde estas páginas queremos desear a Rocío toda la suerte del mundo es esta su futura profesión, si no se malea, que esperamos y deseamos por el bien del arte flamenco de que no. Que siga apoyada por sus padres y por su familia como hasta ahora y que por supuesto no antepongan a los estudios otras prioridades. Que la afición de Rocío al cante siga adelante con ese talento innato y esa voz desgarradora, pero con criterio y sentido común y nos siga deleitando con sus fandangos, malagueñas, soleares, alegrías y bulerías y no se nos quede en el camino como ha pasado con tantas promesas, por no saber separar vida artística de la vida cotidiana de unos simples chavales y chavalas que apenas están empezando a vivir la vida.
El blog de Quique

EL SILENCIO DE LOS BUENOS AFICIONADOS Y LAS BUENAS AFICIONADAS ESCUCHÓ A ROCÍO LUNA
Rota-sábado, 19 de febrero de 2011
Rocío Crespillo Luna, nombre artístico Rocío Luna- recién estrenado el año, tuvo la oportunidad en la sede de la tertulia flamenca “viejo agujetas”  de rota (Cádiz), de que la escuchara el silencio, aunque la sede estaba con el aforo completo.
La pequeña y a la vez gran cantaora Roció Luna llegó a Rota, que se puede decir que es un trozo de Cádiz, ya que lo separa apenas quince  minutos por mar,  en una noche desapacible pero con muchas ganas de cantar y cantó, cómo cantó, de la tierra de los califas, córdoba,  para demostrar que el duende existe y existe porque su cante es todo duende. Empezó como las que lo saben hacer por malagueña, luego hizo tientos, cantiñas ¿madre de las alegrías,  puede ser?, seguiriyas de, (le suenan Manuel Molina), pues de éste, de Manuel Molina, todavía tengo los vellos de punta.  Eso es el flamenco, sentimiento, y con sentimiento la escuché, bueno  le escuchamos todos sus cantes: la soleá –parecía que estaba sola, no se escuchaba nada mas que su voz, y la guitarra de su profesor y gran guitarrista Fernando Rodríguez-  la granaina –ella cantaba como reluce, sin darse cuenta con todos los respetos al maestro Antonio Chacón, que la que relucía era ella misma. También, cantó   tientos, tangos, bulerias y fandangos y como dijo aquél: para qué más, si después de haberla escuchado a dónde vamos a ir? Suerte rocío! y cuídate!
19-02-2011- Fotos y texto de Juan Manuel Pizones Rico

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje a Rocío Luna

Datos de  Ochavillo.com | poema y arreglos de José María Ruiz Fuentes

Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar