SILVERIO FRANCONETTI


 

SILVERIO FRANCONETTI AGUILAR, más conocido en el mundo del arte flamenco con el nombre artístico de  SILVERIO FRANCONETTI, hijo de padre italiano (Nicolás Franconetti, natural de Roma) y madre española (María de la Concepción Aguilar, natural de Alcalá de Guadaira). nació en Sevilla en el año 1.829, y murió en Sevilla en el año 1.889. A los pocos años de su nacimiento se traslada su familia a Morón de la Frontera (Sevilla), allí paso su niñez. Siendo muy niño todavía, empezó a interesarse por el cante frecuentando las fraguas de los gitanos. Uno de sus maestros más famosos de aquella época llamado el FILLO, que solía ir mucho por Morón de la Frontera, al conocer aquel niño, viendo que tenía muchas facultades para el cante gitano se interesó por él enseñándole, y le animó para que cultivara el cante puramente gitano.
Ya siendo mayor viaja a América, ignorándose los motivos de aquel viaje que duró veinte años. A su regreso se estableció en Sevilla, compró el Café del Burrero poniendo el café cantante con el nombre de SILVERIO, donde empezaron actuando los más destacados artistas de aquella época.




Silverio fue un catedrático,
de nuestro cante andaluz,
que con toda su sabiduría,
nos deja el mejor cante,
de toda nuestra Andalucía


 

Él continuaba fiel cultivando el cante gitano, con sus cantes de seguiriyas por cabales y otros muchos estilos, siendo considerado un gran catedrático del cante y admirado como un gran profeta en todo lo que cantaba, con una voz muy potente y cantaora, con mucho estilo. Sus cantes han sido muy poco reconocidos por su difícil interpretación, por eso su escuela quedó casi perdida, aunque se conserva algo en la discografía del Tenaza de Morón, porque convivió con él.

 

 

Silverio Franconetti siendo payo, luchó por mantener la pureza del cante gitano aprendido en las viejas fraguas, dándolos a conocer en su café cantante, pero sin éxito.
Aparece un cantaor llamado D. Antonio Chacón, un ferviente admirador del cante gitano, pero al no poder ejecutar esos cantes, los transformaba de una forma magistral, con nuevos estilos y matices musicales, creando lo que se ha llamado el cante flamenco.
Chacón vivió la amargura de las nuevas modas y asistió como Silverio en su época, a su propio desplazamiento; lo mismo les ocurrió a otros. Estos espectáculos se debían en parte a la amplia labor de Chacón, al igual que Silverio, con el gran interés y sacrificio de mantener la pureza del cante; se vieron arrinconados y ya para siempre por la Ópera Flamenca

 

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje a Silverio Franconetti
canta
El Tenaza de Morón
En un Cante por

SEGUIRIYAS DE SILVERIO

Acompañado por Hijo de Salvador
Duración 2:48

Autor: José María Ruiz Fuentes

 Volver  | Ver su historia

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar