CARMEN LINARES

 

CARMEN PACHECO RODRÍGUEZ, cantaora paya, más conocida internacionalmente en el mundo del flamenco con el nombre artístico de CARMEN LINARES, nació en Linares (Jaén), en el año de 1951. Hija del guitarrista aficionado Antonio Pacheco Segura. Se inicia desde muy niña en su ciudad natal en reuniones íntimas. Desde 1965 reside en Madrid, donde empieza a frecuentar las peñas flamencas y sus primeras actuaciones en público tienen lugar en Biarritz (Francia), formando parte de un elenco dirigido por el tocaor Manolo El Sevillano.

 




viva el flamenco en general,
tu arte y  tu grandeza
como sabiduría y compás,
del flamenco eres la reina
y así siempre lo serás,
por ese saber bien decir
con mucho gusto y paladar.

 

 


 

En 1970, actúa en el espectáculo de Fosforito, en gira por el sur francés, y al año siguiente graba su primer disco, acompañada a la guitarra por Juan Habichuela, y en unión de Paco Romero y José Molina, realiza una serie de actuaciones en Italia y en los Estados Unidos, debutando también en los festivales andaluces. Ingresa, en 1972, en el tablao madrileño Torres Bermejas, junto a El Camarón la Isla, La Perla de Cádiz, Pansequito, El Güito, Trini España, José Mercé, Paco Cepero y El Fati. A partir de 1974, comienza una gira por Japón, en compañía de Merche Esmeralda, El Chaquetón, Luis Habichuela y Paco Antequera. De nuevo en Madrid, es contratada por el tablao El Café de Chinitas, donde permanece dos años alternando con Enrique Morente, Carmen Mora, Manzanita y Tomás de Madrid

 


Las minas de Linares (Jaén)

 


Jaén, y sus provincias


Obtiene, en 1978, el primer premio de cantes andaluces en el Festival Nacional del Cante de las Minas de La Unión (Murcia) y viaja por Europa con la compañía de Carmen Mora. En 1980, después de varios recitales en el sur de Francia, lleva a cabo siete consecutivos en el Teatro Silvia Monfort de Paris, con las guitarras de Pepe Habichuela y Vicente Pradal. Estrena, como primera figura, la obra de Martín Recuerda titulada Las Arrecogías de Beaterio de Santa María Egipciaca, con música de Enrique Morente, en 1981, en el Teatro de La Comedia de Madrid. Representa a España, en 1983, en el I Encuentro de Música Femenina Mediterránea, celebrado en Córcega, y en unión de Rafael Romero, Perico el del Lunar, Rosa Durán y El Chaquetón, interpreta en el Teatro Reina Victoria de Madrid, la obra Historia de los Tarantos, de Alfredo Mañas, dirigida por Luis Balaguer. En la IV Bienal de Arte Flamenco Ciudad de Sevilla, correspondiente a 1984, alterna con José Menese, y en 1985, canta en el Festival de Europalia, en Bélgica, junto a Naranjito de Triana y Chano Lobato, haciéndolo igualmente en la II Cumbre Flamenca de Madrid, entre otros muchos festivales. Obtuvo un gran éxito, en 1986, en el Festival Flamenco de San Isidro, en Madrid, formando parte del cartel con Fosforito y El Camarón de la Isla. Con el espectáculo Diquela de la Alhambra, recorrió en 1987, España, Italia y Francia.
 


CD de Carmen Linares

 


CD de Carmen Linares



LA CANTAORA CARMEN LINARES VINCULARÁ VERDIALES
Y MÚSICA ANDALUSÍ EN EL ESPECTÁCULO ‘ENTRE DOS LUCES’
La cantaora Carmen Linares será mañana la protagonista del quinto de
los espectáculos circunscritos al ciclo Siete Maravillas, donde se fundirá con la
música de la Orquesta Chekara y la Panda de las Casillas del Arroyo de
los Frailes. El espectáculo se circunscribe al ciclo Siete Maravillas de la
bienal Málaga en Flamenco’07. Se celebrará en el Castillo de Sohail
de Fuengirola a las 21 horas de mañana.

 

CARMEN LINARES
La enciclopedia del Cante
Es la voz femenina más impor­tante del flamenco actual. Car­men Pacheco Rodríguez, de 45 años, empezó a cantar en la puerta de su casa de Linares (Jaén), mientras su padre tocaba la guitarra. La afición se convirtió pronto en pasión. Carmen empezó profesional­mente en la infantería del can­te: estuvo diez años trabajando en tablaos madrileños, como una más, y en ese semianonimato aprendió todos los cantes. El camino fue lento, pero sólido. Su último disco, Antología, es una joya que recupera 27 estilos diferentes de cantes de mujer. Carmen, reconocida ya como la cantaora más enciclopédica surgida desde La Niña de los Peines, posee, además de una hermosa voz, una serena guapura. :Qué es eso de que hay que ponerse fea para cantar' Carmen Linares es una :mujer que canta en mujer muy inteligentemente, muy flamencamente
Texto  Nuria Barrios

Flamenco y músicas del mundo, en el festival Enclave de Sol
Carmen Linares encabeza el cartel del encuentro, que se celebrará el 28 de junio en Trebujena
El flamenco y las músicas del mundo se darán encuentro el próximo sábado, día 28 de junio, en la tercera edición del festival Enclave de Sol, organizado por la Fundación Gerardo Núñez y Carmen Cortés junto con la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Trebujena. Será a partir de las nueve de la noche en del Cerro Jaranilla de Trebujena. La participación de artistas ha crecido respecto a ediciones anteriores, de tal modo que, según adelanta el guitarrista jerezano Gerardo Núñez, "el concierto durará más de cinco horas". Además, este año, como novedad, ha contado con actividades previas los días 20 y 21 de junio. El cartel está encabezado por la cantaora Carmen Linares, que estará acompañada a la guitarra por Diego del Morao y cuya actuación estelar cerrará el encuentro. También participarán los cantaores Rafael de Utrera y María José Pérez, con el toque de Manuel Valencia, y el pianista Dorantes. Las músicas del mundo vendrán representadas este año por el trío de jazz de Jorge Pardo, Carlos Benavent y Tino di Giraldo. Asimismo, el Trío IBN Baya, de Marruecos, interpretará canciones populares de su país. Aunque este año Enclave de Sol ha recibido el apoyo de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, Gerardo Núñez afirma que las ayudas que reciben son pequeñas, por eso, la elaboración de este cartel que encierra gran calidad ha sido posible porque "hemos tirado de los amigos". El guitarrista jerezano está contento con la acogida que ha tenido hasta ahora este festival, que define como "atípico". Para él es "una nueva apuesta", principalmente por el lugar en el que se celebra: "Un cerro con vistas impresionantes en el que hemos construido un anfiteatro a la vieja usanza grecorromana con un aforo para unas 800 personas". Asegura que este entorno crea un ambiente entrañable que contribuye al éxito de esta cita. La entrada cuesta 12 euros. "Un precio simbólico para el cartel que tenemos", según Núñez. Pueden adquirirse en la tienda de discos Malamúsica de Jerez, la librería El Quijote de Trebujena, Bar Manolo de Trebujena y Radio Trebujena.
Pilar Hernández Mateo / Cádiz | Actualizado 26.06.2008, Carmen Linares, en una actuación reciente.

Carmen Linares y Juan Carlos Romero presentan en la Bienal 'Raíces y alas'
Se trata de un tributo a Juan Ramón Jiménez a través de los textos del poeta onubense
La cantaora Carmen Linares y el guitarrista Juan Carlos Romero reivindican esta noche, a las 21:00 en el Teatro Lope de Vega, dentro de la Bienal de Flamenco, la pronunciada sensibilidad de Juan Ramón Jiménez, a través del montaje Raíces y alas. El repertorio del espectáculo, que rescata diez poemas del autor moguereño, se podrá oír también en un disco que saldrá al mercado este otoño. La propuesta que hoy acoge la Bienal se concibió hace tres años, cuando Linares y Romero pensaron que, pese a la excepcional calidad de la obra del escritor -"es un pozo del que han bebido muchos y grandísimos poetas", sostiene Linares-, algunos no le otorgan la posición destacada que merece en la historia de la literatura. Los creadores del proyecto tomaron el título de Raíces y alas de una frase de Juan Ramón -"pero que las alas arraiguen y las alas vuelen a continuas metamorfosis"- en la que Romero identificó "nuestra forma de estar en el flamenco". En su acercamiento al poeta, el guitarrista ha realizado "una lectura personal", cuenta el intérprete y compositor. "La obra es tan extensa que da vértigo asomarse a ella. En mi caso, me he dejado llevar por la intuición", apunta Romero sobre los criterios de selección. Así, el músico onubense se ha guiado por la sonoridad de poemas de distintas etapas para barruntar las alegrías, fandangos, soleás y martinetes que escondían. Al contrario que algunas versiones surgidas con motivo del Trienio de Juan Ramón, que presentaban textos adaptados a la música, "aquí es la música la que se adapta a la letra". Para el experimento, Carmen Linares dio confianza plena a su colaborador. "Es importante que la persona que compone tenga libertad. De él me gusta la seriedad con la que trabaja y cómo afronta los nuevos retos. Y siento una gran emoción con la música que ha compuesto", afirma.
Braulio Ortiz / Sevilla | Actualizado 23.09.2008. en la foto Juan Carlos Romero y Carmen Linares, ayer en Sevilla.

Linares encuentra otra obra mayor
No estoy de acuerdo con la declaración de uno de los responsables del espectáculo, creo que del propio Juan Carlos Romero, de que Juan Ramón no es un poeta afín al flamenco. Por dos razones. La primera es que el autor de Espacio y Diario de un poeta reciencasado es también uno de los más grandes poetas neopopulares del siglo XX, tanto en los temas como en la métrica. Es verdad que sigue siendo el más moderno, pero conocía bien la tradición popular. Por otra parte, el flamenco ha demostrado hace tiempo capacidad para adaptar la prosa agonizante de Cervantes o el verso libre de los surrealistas. Raíces y alas es, hasta ahora, la obra mayor de Juan Carlos Romero. Esa que buscaba desde hace años. Es algo que comparten los dos onubenses de la noche: considerar el arte como una tarea, una encomienda divina, una religión. Y esa religión le exigió anoche a Romero una renuncia, la de su condición de poeta. Cedió la palabra a Juan Ramón y el acierto ha sido completo. Demostró lo gran músico que es, la capacidad para crear melodías para la guitarra y, lo que es más raro en estos tiempos, para el cante. Anoche Romero se reivindicó como creador, más allá de la Tierra de calma o de la Calle perdía, porque la lírica no lastraba la melodía sino todo lo contrario. Juan Carlos Romero es más Romero que nunca al buscar la melodía oculta en los poemas populares (un adjetivo que no gustaba a Juan Ramón) del de Moguer. Melodías contenidas, muy intimistas, y falsetas lánguidas. También un gusto enorme en los arreglos instrumentales, con unas cuerdas sencillas pero contundentes, como la música de capilla del oboe y el fagot para El adiós definitivo casi plañidero para cerrar la noche. Ayer Romero inventó melodías por alegrías, fandangos, bulerías, tangos, etcétera, jamás antes escuchadas en el repertorio flamenco. No cantes nuevos, porque ese canon del cante ya está cerrado. Sino canto flamenco nuevo. Y eso es una gran noticia. Un verdadero estreno. Emocionado con la grata nueva, casi no tengo espacio para hablarle de la interpretación de Carmen Linares. La gran dama del cante flamenco ha encontrado otro compositor a la altura de su buen hacer. Ningún otro intérprete podría haber acometido y logrado la empresa con tanto éxito. La jiennense demostró su versatilidad para comprender y expresar a compositores tan distintos como Falla o Sanlúcar, en el pasado, o Romero ayer. A Borges, Ortiz Nuevo y, anoche, Juan Ramón. En los primeros momentos del recital la vocalización no estuvo a la altura. Pero pronto la voz entró en calor y Carmen estuvo inmensa en las tonás, en los fandangos de Huelva, en el número final. Sin romperse, contenida, fiel a la música y a la letra. Íntima, dulce, elegante. A ello debemos sumar su enorme capacidad para llenar un escenario de sencillez y elegancia.
Juan Vergillos | Actualizado 24.09.2008

El espectáculo, que se presentó en Bruselas en mayo, pretende rendir homenaje a la poesía a través de la voz de esta gran cantaora
La cantaora Carmen Linares estrenará hoy su nuevo espectáculo 'Verso a verso', que rinde homenaje a la poesía, a las 21.00 horas, en el Teatro Infanta Leonor de Jaén. El espectáculo, que se presentó en Bruselas en mayo de este año y ahora llega a Jaén, consta de dos partes. La primera, 'Voz del pueblo', y la segunda, denominada 'Voz del poeta', para la que se han seleccionado textos de poetas como Manuel Machado, Federico García Lorca, Jorge Luis Borges y José Ángel Valente. Además, el actor Nicolás Dueñas recitará acompañado de los guitarristas José Manuel León y Eduardo Pacheco. Carmen Linares es la cantaora indiscutible de nuestra época. Nacida en Linares ha conquistado por méritos propios un lugar privilegiado en el mundo del flamenco y está considerada una de las artistas más reclamadas y con más proyección internacional del cante actual. Además de la sabiduría musical y estilística, posee una cualidad especial gracias a su agudo poder de transmisión, de modo que comunica y llega al público cuando está cantando y lo hace de forma espontánea.
04.10.08 - R. I. en la foto En el centro, la cantaora Carmen Linares. /E. MUÑOZ

La poesía de Juan Ramón en la en la voz de Carmen Linares
´Raíces y Alas´, octavo disco en su carrera, se acerca al Nobel de Literatura."Esta era una asignatura que tenía pendiente", afirma la cantaora jiennense.
Carmen Linares se ha acercado a la poesía del gran Juan Ramón Jiménez en Raíces y Alas , un nuevo disco en el que esta cantaora, "una artista que no se alivia nunca", según el escritor y flamencólogo Félix Grande, hace un homenaje al poeta de Moguer fallecido hace cincuenta años. "Era una asignatura pendiente, había cantado a otros poetas, pero no a Juan Ramón Jiménez. No es un poeta al que los artistas del flamenco nos hayamos acercado", dice Carmen Linares, que ahora ha realizado este "viaje" a la poesía del Nobel de Literatura, acompañada del guitarrista y compositor Juan Carlos Romero. La cantaora explica que este disco, el octavo de su carrera, es un trabajo "muy pensado", en el que han invertido "tres años" porque "era un proyecto difícil" y porque no ha pretendido adaptar al flamenco la obra del poeta, sino "ir nosotros a su terreno, ponernos al servicio de su poesía y hacer la música que necesitaba esa poesía". "La poesía de Juan Ramón Jiménez es muy profunda y muy especial, había que hacer composiciones especiales porque no es como la de García Lorca o Machado, cuyos poemas se ajustan más a la métrica del flamenco", explica la cantaora, Premio Nacional de la Música 2001 y Medalla de Oro de las Bellas Artes 2006. Por eso Raíces y Alas es "un disco de melodías libres" inspiradas en diferentes palos flamencos, desde martinetes a alegrías o soleás, en un trabajo de composición por el que el guitarrista Juan Carlos Romero recibió el Premio a la Mejor Obra Musical en la pasada Bienal de Sevilla. Allí, Carmen Linares y Juan Carlos Romero estrenaron en directo este trabajo, que ahora ve la luz en forma de disco, el primero editado por Salobre, un sello discográfico que la cantaora ha creado para "mandar yo en mi trabajo". Carmen Linares (Linares, 1951) asegura que "el flamenco está en el punto de mira" y que, por eso, "tenemos que cuidar mucho lo que hacemos, hay que cuidar mucho la calidad para no equivocar" y que el flamenco, como el mundo, ha cambiado mucho. "Siempre intento dar lo mejor que tengo, el día que no trabaje con ilusión lo dejo", afirma la cantaora. "Mi gran suerte fue que a mi padre le trasladaron a trabajar a Madrid, en un momento en el que en la capital estaba todo el cogollo del flamenco, era un momento espectacular para el cante", recuerda la artista que desde entonces se ha ganado el respeto, la deferencia y la admiración del mundo flamenco.
18/11/2008 EFE. La cantaora Carmen Linares. Foto: EFE Edición impresa en PDF

Raíces y Alas', la inspiración andaluza de Juan Ramón Jiménez
Carmen Linares interpreta los versos del poeta onubense con las composiciones del guitarrista Juan Carlos Romero
El título del disco proviene de un aforismo del poeta. Juan Ramón Jiménez escribió: "Raíces y alas, pero que las alas arraiguen y vuelen las raíces a continuas metamorfosis". Tras sus palabras, toda una filosofía que mucho ha tenido que ver en la concreción de un proyecto que se presentó siempre como un reto novedoso. Porque -resulta curioso- el flamenco no se había acercado a la obra del poeta de Palos de Moguer. Lo había hecho con muchos otros, algunos muy lejanos culturalmente, otros con una reiteración rayana en el exceso. Pero con Juan Ramón parecía existir una vieja deuda. Dos mentes inquietas, la cantaora Carmen Linares y el guitarrista onubense Juan Carlos Romero, charlaban de poesía un día cualquiera cercano a la conmemoración del cincuentenario de la concesión del Premio Nobel en 1956, cuando cayeron en la cuenta de tan curioso hecho. Y se pusieron manos a la obra. Cada uno con su tarea y en casa fue leyendo y seleccionado poemas, cruzando correos, Romero componiendo… así hasta la primavera de este año en que se metieron en un estudio (en El Rocío, en Huelva, cómo no) para dar forma a este trabajo que se presentó en la pasada Bienal de Sevilla con un notable éxito. La organización otorgó a Romero el Giraldillo del Toque por su interpretación en la puesta en escena de la obra y los críticos de prensa, reunidos por primera vez para este fin, le otorgaron a Raíces y Alas el premio a la Mejor Obra Musical de la cita hispalense. En estas fechas, coincidiendo con otra efeméride del poeta, el cincuentenario de su muerte, el disco está por fin disponible. Para Carmen Linares (Premio Nacional de Música en 2001 y Medalla de las Bellas Artes en 2006) no es la primera ocasión que se enfrenta a la obra de un poeta andaluz, siendo muy recordada su participación en la obra Locura de Brisa y Trino del guitarrista Manolo Sanlúcar, inspirada en El Diván del Tamarit de Federico García Lorca. Juan Carlos Romero, además de sus trabajos propios como Romero (Harmonía Mundi, 2004) y Azulejo (World Village, 2007), lució como compositor en el disco Tierra de Calma (Discmedi, 2006) junto al cantaor Miguel Poveda, donde firmaba la mayoría de textos y músicas. Pero, ¿se puede considerar a Juan Ramón flamenco? Tanto la cantaora como el guitarrista y compositor coinciden en que no estamos ante un poeta que se pueda considerar flamenco. Romero sí alude a la naturaleza marcadamente andaluza que, además de universal, tiene su obra, un espacio común que, para él, ha sido un nexo muy importante al que agarrarse. Carmen, por su parte, incide en el carácter esplendoroso de sus versos y en la fuerza de sus sentimientos. Con esas premisas, no resulta extraño que Juan Carlos Romero, a la hora de encargarse de la composición, estableciese, a modo de condición, sentirse libre de esquemas para hacer un disco que no tenía que atenerse a estilos o formas flamencas concretas. Claro que -como Carmen ha opinado-, difícilmente podría salir algo que no fuera flamenco si se trata del proyecto conjunto de una cantaora y un guitarrista que no son más que eso. La lectura de los versos añadiría, incluso, más de una sorpresa, como la del poema Con tu voz que se atenía métricamente a los versos de un martinete. En cualquier caso, los dos creadores vuelven a coincidir en un hecho: no se trataba de llevar al poeta al terreno flamenco, sino de que el flamenco se acercara al poeta. Del resultado del proyecto conjunto la cantaora afirma que no ha sido un trabajo fácil. Primero, porque en él existen sensaciones y giros que no son propios del flamenco, y, segundo y principal, porque, en una obra de estas características, no se trata sólo de cantar, sino también de interpretar, de meterse en la piel del poeta y, a la vez, hacer de los versos y las músicas algo propio. El guitarrista opina que se ha sentido libre para componer lo que los poemas le han ido sugiriendo. En ocasiones, su inspiración le han sugerido géneros flamencos concretos (alegrías, soleares, martinete…), en otros no ocurre así, pero las músicas o sus giros remitirían en casi todos los casos al flamenco.
Fermín Lobatón | Actualizado 15.12.2008. En la foto, La cantaora Carmen Linares, durante una actuación en el Festival de Jimena.

Un Nobel por fandangos
Carmen Linares homenajea a Juan Ramón Jiménez en 'Raíces y alas', un disco con el que estrena sello propio
Uno puede alcanzar el Nobel y no tener quien le cante. Hasta que el guitarrista Juan Carlos Romero y la cantaora Carmen Linares unieron fuerzas, ningún flamenco se había atrevido con Juan Ramón Jiménez. No es fácil convertir sus poemas al compás jondo, pero ellos han forzado todo su arte para que Raíces y alas sea el primer disco construido sobre versos del poeta onubense. "Hemos ido nosotros al mundo de Juan Ramón Jiménez, no al revés", cuenta Carmen Linares (Jaén, 1951). Ningún flamenco se había atrevido a cantar los versos del poeta onubense. Hacía seis años que la cantaora no sacaba un disco. Graba cuando tiene "cosas que ofrecer". Examinando su historial, se concluye que le atraen desafíos. En el anterior, Un ramito de locura, se atrevió con un texto de Borges y el poema In pace que José Ángel Valente escribió tras la muerte de su hijo. Para seleccionar los temas del homenaje a Juan Ramón Jiménez se ha sometido a los dictados de una aliada poderosa: la emoción. Hay poemas extraídos de Diario de un poeta recién casado, Rimas o Pastorales, que se visten de tangos, fandangos o bulerías. Estremecedora es la fusión de Juan Ramón Jiménez, Carmen Linares y Juan Carlos Romero en la soleá El viaje definitivo, donde el poeta anticipa su añoranza. El resultado es un disco de una desnudez conmovedora. Es minimalista incluso cuando entran en escena gaitas rocieras, palmas, oboes, violonchelos o la percusión de Tino di Geraldo. En la Bienal de Sevilla, el único escenario donde se ha presentado hasta ahora, entusiasmó. "Zenobia de Linares canta como nadie aquello que el poeta escribió como él solo", alabó un crítico. Raíces y alas -el título procede de un aforismo juanramoniano sobre alas que arraigan y raíces que vuelan- se edita coincidiendo con los 50 años de la muerte del premio Nobel en Puerto Rico. El exilio americano es una de las marcas de su poesía de los últimos tiempos, que se suma a otras constantes de su obra como el erotismo o la añoranza por Moguer, donde nació en 1881. El primer homenaje flamenco al poeta tiene, además, otra singularidad. Es el primer disco producido por Salobre, el sello creado por Linares, tras sus "desacuerdos" con Universal. "Quería hacerlo con libertad", recalca la artista. Carmen Linares sostiene que vive más del escenario que de los discos, tal vez por ello sólo se presta a grabar lo que le sale del alma. Y se equivoca poco. De la Antología de la mujer en el cante, editado en 1996 para rescatar la aportación femenina al flamenco, ha vendido más de 60.000 copias. Legales. Cree que el flamenco sufre el pirateo en menor medida que el pop. "Si alguien entra en una tienda y coge una cosa sin pagar es un robo, tiene que haber una solución para evitarlo". El asunto le indigna, pero aún así mantiene el tono suave e íntimo que caracteriza su cante. Es una de las grandes pero habla como si fuese pequeña.
TEREIXA CONSTENLA - Madrid - 29/12/2008

Grandes éxitos de Carmen Linares
Después de haber saboreado en La Chumbera la soleá de Jaime Heredia 'El Parrón', aunque por levante no se entendiera con el tocaor; después de haber oído los entrañables cuplés por bulerías de Manuel Heredia y de ver bailar a Yolanda por alegrías y debutar a 'La Pitita' por soleá; nos esperaba en La Platería la mejor cantaora de nuestros días. Es arriesgado hacer estas declaraciones tan exclusivas; y menos habiendo tantas voces, tantas flamencas, tantas cantaoras de primera fila. Sin embargo, coincidiendo con un gran número de aficionados, reconozco en Carmen Linares una artista completa, que se ha hecho a sí misma y que ha abierto camino, ha creado escuela. Lleva una trayectoria intachable, domina todos los palos, es una gran aficionada y es la más humilde de las artistas que conozco. Vamos a ver a Carmen Linares para saborear el buen cante, la medida y el equilibrio. Vemos en ella la moderación, el compás y el respeto. Pero queremos escuchar a la cantaora de siempre, su estilo inconfundible, sus formas y melismas, y hasta sus letras, convirtiendo así su recital en una muestra popular, en una exposición de grandes éxitos en la que prima la veracidad del momento. Con un impecable Paco Cortés a la guitarra, limpio y seguro, clásico y fino, y después de halagar sinceramente a la ciudad de Granada y a la Peña, en la que dio sus primeros pasos, pasó a entonarse por tangos. La Platería ha quitado las mesas y ha colocado bastantes filas de sillas para multiplicar el aforo. Nadie quiere perderse a la señora del cante. Con un silencio sepulcral, aunque todos cantan por dentro sus coplas escuchadas mil veces, en la Capilla Sixtina del cante flamenco nadie se atreve ni a jalear a la linarense. Con las cantiñas de La Mejorana continúa su recital. Le seguirán malagueñas y tientos, antes de desembocar en su tierra y cambiar "agua fina por salobre" en su estremecidos tarantos. Fue grande en la soleá como también lo fue en la seguiriya, que comenzó con unos versos de Juan Ramón Jiménez por tonás, llamados Con tu voz. Con una generosa entrega por bulerías termina su actuación, no sin antes agradecer al público y a sus amigos su asistencia y apoyo.
Jorge Fernández Bustos | Actualizado 12.05.2009

"Empecé a cantar por Marifé de Triana"
La cantaora de flamenco Carmen Linares asegura que la tonadillera fallecida este sábado fue su "gran inspiración de niña"
La cantaora de flamenco Carmen Linares ha asegurado este sábado que la tonadillera Marifé de Triana, fallecida este sábado, fue su "gran inspiración de niña" y la persona por la cual empezó a cantar, interpretando, con su padre a la guitarra, los temas de la sevillana. "La admiro y la adoro", ha señalado Linares, quien ha asegurado que para ella ha sido "un referente", motivo por el cual ha sentido "muchísimo" su fallecimiento. Para la cantaora de Linares (Jaén), Marifé de Triana era "una gran artista y una gran persona, con una humildad y sencillez increíbles para ser una de las más grandes". Ha recordado que tuvo "la suerte" de conocerla en el programa de televisión que dirigía la tonadillera en Canal Sur, en el que cantaron juntas una canción y vivieron un "momento muy emocionante". Para los artistas de flamenco, según Linares, la tonadillera era una de las favoritas por "su peculiar voz con giros muy flamencos". "Marifé de Triana no solo cantaba sus personajes, también los interpretaba", ha dicho Carmen Linares, "impresionada" tras conocer la noticia de la muerte de la intérprete de "Torre de arena", "La loba" o "María de la O".
16.02.13 - 16:26 - EFE | MADRID - La cantaora Carmen Linares. / A. AGUILAR

 

VIDEO

 

AUDIO


Homenaje a Carmen Linares
En un Cante por

TARANTA

Acompañada por Manolo de Sanlucar
Duración 2:12
Himno de Andalucia (Flamenco)

Autor: José María Ruiz Fuentes y fuentes periodisticas

 Volver ver entrevista 95  | ver entrevista 196  |  Ver entrevista 300 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar